depre2

La depresión, junto a la ansiedad, es el gran mal de nuestro tiempo. El Mindfulness también puede ayudarnos cuando afrontamos este duro problema.

En anteriores entradas os hemos hablado de los beneficios de la práctica del Mindfulness en el entorno laboral, centrándonos sobre todo en lo referente al estrés. La práctica habitual de la atención plena, no sólo incrementa el rendimiento y la satisfacción laboral, sino que también reduce considerablemente los niveles de estrés en el trabajo, además de fomentar un entorno mucho más saludable.

Otro de los múltiples beneficios del Mindfulness tiene que ver con la depresión. Junto con el estrés, la depresión es una de las enfermedades que han adquirido la preocupante categoría de plaga en nuestra sociedad. Definiríamos depresión como el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana. Muchas veces, la depresión es el paso final a un largo periodo de ansiedad. Es muy común en entornos laborales que las personas que sufren estrés crónico acaban rindiéndose a la depresión.

La práctica del mindfulness ha demostrado ser también eficaz para este tipo de casos. Un estudio realizado por investigadores en Gales, Toronto y Cambridge ha concluido que el Mindfulness reduce el riesgo de depresión recurrente en un 50%. Como resultado de este estudio, el Instituto Nacional para la Excelencia Clínica (NICE) recomienda su práctica en este tipo de casos, subrayando otros beneficios nada desdeñables: mejora del sistema inmune y potenciación de la actividad del hemisferio izquierdo del cerebro (aquel relacionado con los sentimientos y el bienestar).

Obviamente, la práctica del Mindfulness no puede por sí sola entenderse como un remedio para la depresión. Se trata de una herramienta, y, más allá, de un cambio en nuestra manera de vivir la vida. De manera simplificada a veces se entiende que mirar mucho al futuro conduce a la ansiedad, y mucho al pasado a la depresión. Podría decirse, de una manera simple y resumida también, que el Mindfulness nos trae al presente, al aquí y al ahora. Y que ha quedado ampliamente demostrado que nuestra salud mental nos lo agradecerá.

Más información sobre nuestros programas bonificables de Mindfulness y Yoga para empresas en http://programafocus.com/

hechizos-01

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *